Sorela escritor

«En la palabra es donde residen la imaginación y la abstracción, condiciones mismas de la libertad.  Dibujando la Tormenta

Sorela periodista

«En periodismo, las mentiras son el comienzo del fin»    El Sol como Disfraz

Sorela viajero

«Viaja sólo quien sabe irse»
Historia de las Despedidas

Sorela profesor

  «Se mire por donde se mire,
buena lectura y buena música afilan la capacidad de matizar»
Quién crea la noche

LIBROS PUBLICADOS

AÑOS COMO PERIODISTA

AÑOS EN LA UNIVERSIDAD

AÑOS VIAJANDO

Biografía

Nieto de explorador e hijo de viajeros –un español y una colombiana–, a los doce años había cambiado ya dos veces de continente, vivido en cuatro idiomas y hecho en barco la travesía del Atlántico. Esas fueron las circunstancias más decisivas en su vida y lo que escribió. También la de haber sido un niño con una garganta débil a quien obligaban con frecuencia a permanecer en la cama, junto con muchos libros y largos momentos de aburrimiento y ensoñación. Siempre dijo tener una deuda con el aburrimiento, o al menos el silencio, así como con su padre, que le devolvió a un amigo a los dos días el televisor que les había regalado. Eso, hoy en día, marca una vida de escritor más de lo que resulta imaginable.

Profesor de redacción periodística en la Universidad Complutense de Madrid durante más de 30 años, nunca terminó de creerse que le pagaran por enseñar a jóvenes a pensar con libertad.

Fue periodista durante un par de décadas, en las que hizo de todo: desde corregir noticias de corresponsales, a publicar una columna semanal durante sus últimos cuatro años en El País. Entrevistó a cerca de ciento cincuenta escritores y como dijo en muchas ocasiones, sacó la conclusión de que los más interesantes eran con frecuencia los que menos se lo creían: Leonardo Sciascia, Susan Sontag, el historiador Georges Duby, el lexicógrafo Rafael Lapesa… gente ya algo de vuelta de la vanidad que atenazaba a casi todos los demás. U Octavio Paz, que pese a estar ya muy enfermo, dijo haberle deslumbrado con su inteligencia. Entrevistas muchas de ellas publicadas en uno de sus libros de ensayos: La entrevista como seducción.

Escribió sobre todo novelas y cuentos, más o menos relacionados entre sí, aunque independientes, y tres ensayos. Además del ya mencionado, uno sobre la juventud y el periodismo de García Márquez, y otro sobre algunos fundadores de la escritura moderna: Faulkner, Borges, Stendhal, Shakespeare y Saint-Exupéry. Aunque a la pregunta de qué literatura escribía se quedaba largo tiempo callado: novela, cuento, ensayo, teatro… más y más convencido de que, como solía explicar, son categorías que no responden tanto a realidades literarias sino a los intereses comerciales o así sea académicos que gobiernan hoy buena parte de la vida literaria. Quizá influya en ello el hecho de que escribió y dirigió teatro durante diez años con grupos independientes. “El haber entrevisto, al escribirlos, hasta qué extremo los ensayos tienen que ver con la creación. Y con haber viajado con bastante intensidad para escribir, no de viajes, sino a partir de viajes. Esto termina por empequeñecer y hasta ridiculizar cualquier frontera. Dicho sea sin alarde, sino como la constatación de un futuro que ya ha comenzado a llegar, aunque parezca que no muchos se hayan dado cuenta.”

Investigó y trabajó durante toda su carrera para incorporar la mirada literaria en la periodística al narrar la actualidad, proponiendo en este campo un estilo pionero de escritura creativa a la par que informativa. El viaje, la literatura o el dibujo, le acompañaron para, como decía en sus clases de periodismo, «afilar la mirada cada mañana frente al espejo».

Se ha dicho de él

Es estimulante y admirable la agudeza crítica de Pedro Sorela, que obliga o ayuda al lector a encarar el mundo desde nuevas perspectivas.

Ana Rodríguez Fisher
El País

Me enseñó el valor de la exigencia y el rigor como los valores de esa superación en la que descubrir a alguien que desconocíamos, y que no era otro que nosotros mismos.

Montse Morata
Ex Alumna, Profesora Universitaria y Biógrafa de Saint Exupéry

Sorela tenía la virtud de despertar en cada futuro periodista lo mejor de sí, pero tenía la particularidad también de no tener ninguna paciencia para los que querían ser periodistas sin pensar, sin estrujarse el cerebro.

Alfonso Armada
Periodista, Escritor y Ex alumno

No hay tanta gente a la que una pueda llamar maestros, y a quienes sí, creo que rara vez son quienes nos dejaron como aprendizaje certezas, sino quienes nos ayudaron a darnos cuenta de que podíamos desprendernos de ellas, y así nos hicieron un mundo un poco más amplio.

Laura Casielles
Ex alumna, Poeta y Periodista

De Pedro Sorela recuerdo muchas cosas, todas buenas, pero yo digo siempre que fue una de las personas que me enseñó a leer. A mi y a varias generaciones de periodistas, a interpretar mejor los textos. Yo leí a otro Truman Capote después de pasar por sus clases. Le recordaré siempre. Yo no sería escritora si no hubiera pasado por su clase.

Marta Rivera de la Cruz
Ex Alumna y política

Me parece un profesor de esos que te cambian la vida.

Carlos Limón
Ex alumno y Actor

Rescato su exigencia y generosidad. Era exigente como una forma de confiar en ti, de sacar todo tu potencial. Una persona que mantenía su curiosidad de niño y la compartía con todo el mundo.

Feliciano Tisera
Ex alumno

Él me enseñó a mirar de otra manera. Siempre me animó a experiementar, a probar cosas diferentes.


Mar Mora

Ex Alumna, Profesora Universitaria y Periodista

Aprender que el periodismo también son grandes obras literarias, también es siempre siempre exigirse.

Yaiza Santos
Ex Alumna y Profesora Universitaria

Últimos libros publicados

Cubierta libro

Quién crea la noche

Alfaguara, 2019

Cubierta libro

El sol como disfraz

Alfaguara, 2012 y 2018

Cubierta libro

La entrevista como seducción

El País Libros, 2017

Cubierta libro

Banderas en el agua

fronterad, 2016