Hablan sus alumnos...

Viernes 17 de Mayo de 2019 22:47 Inés Sorela
Imprimir

Lo cierto es que este fue el principio de un camino de sospecha y del vicio de intentar coger las historias por el lado menos evidente. Y ese es el aprendizaje, incluso el regalo por el que más agradecida le estoy a Pedro. Porque no solo fue un aprendizaje de escritura. Fue también un aprendizaje de vida. Y si es que si como escribió "Viaja quien sabe irse" pues esta era una excelente manera de vivir en viaje la vida en general. Intentando irnos de lo conocido, de lo cómodo, de lo que creemos saber, de lo que creemos ser, para encontrar alguna otra cosa. 

Laura Casielles

 


Tenía la virtud de despertar en cada futuro periodista lo mejor de sí. Pero tenía la particularidad también de no tener ninguna paciencia con quienes querían ser periodistas sin leer, sin pensar, sin estrujarse el cerebro para hacer una lengua más viva y más apasionante. Cada vez que escribo para los periódicos tengo presentes dos cosas: que mi madre lo entienda y que Sorela le de el visto bueno. Donde quiera que esté, espero que siga leyendo los períodicos con esa mirada que tenía, implacable y tierna. 

Alfonso Armada

 


Nos decía que el periodismo es saber lo extraordinario en lo ordinario, y formularlo del mismo modo. Huyendo de las cáscaras vacías que pensaba que eran los lugares comunes. De las grandes palabras, de las ideas hechas, de los cajones, de las etiquetas. 

Montse Morata

 


Me enseñó a mirar de otra manera. Él siempre te animaba a experimentar, a no conformarte, a probar cosas diferentes. Hay una frase que me gusta muchísimo que él me dijo y siempre recuerdo y es que "El cerero es un músculo, y si lo trabajas, si está en forma, va a rendir muchísimo más". 

Mar Mora

 


Gracias a él, constantemente me hice preguntas y no fui un alumno dormido que pasó por la Universidad sin que la Universidad pasara por él. Me enseñó a pensar fuera de los clichés y de los lugares comunes. Y eso me hace afrontar cada trabajo desde el disfrute. Me ayudó a elegir mi verdadera vocación. Y me pasó una lista de libros maravillosos. Me dio tanta literatura que es imposible resumirlo en dos minutos. Es una persona que me enseñó a pensar y me enseñó a amar la escritura, y ya por eso le voy a estar agradecido toda la vida. Me parece uno de esos profesores que te cambian la vida. 

Carlos Limón

 


De él recuerdo muy claramente su exigencia y generosidad. Era una persona muy generosa y exigente pero también como una forma de confiar en ti, de tratar de sacar todo tu potencial, de ayudarte por su mayor experiencia, su talento. Una persona esencialmente justa que tenía en su forma de actuar un sentido de la justicia bastante acentuado. Recuerdo mucho su risa y su forma de mirar. Porque si bien enseñando podía llegar a ser duro, sobre todo si no le conocías, te dabas cuenta que era un método pedagógico que él tenía. Pero que era una persona tierna. Era una persona que mantenía su curiosidad de niño y la compartía con todo el mundo. 

Feliciano Tisera

 


Aprendí que el periodismo también son grandes obras literarias, También es siempre escribir. Siempre exigirse el máximo como él nos exigía. 

Yaiza Santos

 

 

De Pedro Sorela recuerdo muchísimas cosas, todas buenas. Yo digo siempre que fue una de las personas que me enseñó a leer. Porque saber leer no es solo entender lo que significan las palabras. Es también saber interpretarlas. Y él nos enseñó a varias generaciones de periodistas a interpretar mejor los textos. Recuerdo especiamente las lecturas de Truman Capote, que el recomendaba y tutelaba. Yo leí a otro Truman Capote después de pasar por la clase de Pedro Sorela. Y sé que yo probablemente no sería escritora si no hubiera pasado por su clase. 

Marta Rvera

 

 

Pedro fue un mentor, fue un maestro, fue un amigo para mi. Y abogando a Shakespeare, diré que voy a llevarle siempre en el corazón de mi corazón. 

Mario Roche

 


Buena parte de lo que soy también se lo debo a Pedro. No sé si has oído hablar del principio africano del "Ubuntu". En una traducción libre viene a decir que "yo soy porque tú eres" (lo que soy, lo soy también gracias a ti). Pues Pedro, para mí, es Ubuntu.

Javier Fariñas Martín